lunes, 17 de mayo de 2010

LOS JÓVENES Y LAS REDES SOCIALES INTERACTIVAS

Actualmente los hijos no se pelean por ver la televisión en el salón, discuten por la pantalla de su ordenador, y a poder ser, en la intimidad de su cuarto.

La mayoría de los padres/madres conocen las palabras tuenti, mispace, livespace o facebook. Sin embargo no saben que son redes sociales cuyo uso puede ser positivo o negativo. Con el teléfono pasa lo mismo, los jóvenes controlan la comunicación con todas sus amistades a través del mismo o de las redes sociales interactivas.
Hay miles de adolescentes de todos los rincones del mundo en Internet con los que pueden establecer este tipo de relaciones virtuales, personas que conocen a través de la red, otras que han conocido en vacaciones o viajes, etc. Para el adolescente, la red social es una prolongación de su mundo, del grupo donde se siente comprendido y con el que se identifica.
Aunque se han dado algunos casos en que las redes juveniles se han utilizado con fines deshonestos por parte de adultos, éstos han sido muy minoritarios. Además, estos servicios cuentan con un estricto control de la privacidad y de los contenidos que se publican para evitar que se expongan mensajes perniciosos o que vulneren los derechos del menor. Los límites de edad, los botones de aviso de contenidos molestos y las cláusulas de responsabilidad son frecuentes.
Por lo general, la influencia de las redes en sus usuarios es muy positiva. En primer lugar, porque les familiariza de un modo lúdico con unas tecnologías que serán en unos años algunas de sus herramientas estudiantiles o laborales.
Desde mi punto de vista, las redes sociales suponen una segunda oportunidad, sobre todo, para los jóvenes que en el mundo exterior no logran comunicarse con su entorno. En las redes, el joven tímido, con dificultades de relación o que tiene problemas para encontrar a personas de interés en su ambiente, puede comunicarse a su manera, sin complejos.
Pero la atención de los padres hacia las personas y lugares frecuentados por sus hijos, es fundamental.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada