miércoles, 3 de marzo de 2010

Mi primera impresión

Ayer 1 de marzo 2010 comencé a realizar las prácticas de 3º de Educación Social en el Centro de Menores Francisco Pizarro, que se encuentra ubicado a unos 4 km. de la ciudad de Trujillo (Cáceres).

Quedé completamente sorprendida. Las instalaciones que posee el centro, no tiene nada que ver con la idea preconcebida y errónea que yo tenía sobre ellas.

Es un lugar muy espacioso en el que existen multitud de espacios abiertos, para jugar, pasear, hacer deporte, etc.
Además cuenta con instalaciones cubiertas para realizar talleres de manualidades, teatro, bailes, deportes, etc.

La puerta de entrada al centro permanece abierta todo el día sin necesidad de vigilante.
Los niños/as de edades comprendidas entre 6 y dieciocho años, y de diversos lugares y conviven en 10 viviendas en las que están distribuidos por sexo y edad.

Es un centro abierto en el que no existen rejas ni en puertas ni ventanas.

Me encanto comprobar que la vida en un centro de menores es mucho más agradable de lo que imaginaba. Realmente sentí alegría al comprobar que también tienen una infancia y adolescencia feliz los niños/as que por circunstancias ajenas a su voluntad tienen que vivir separados de sus familias, a pesar de los problemas que individualmente pueda tener cada uno de ellos/as

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada